Al abrir una nueva compañía, hay muchas molestias y tareas administrativas que deben completarse; a pesar de esas tareas, una de las decisiones más importantes que tomará el propietario de un negocio es determinar qué estructura de negocios es apropiada para el negocio. Una estructura de negocios es una categoría de organización para el negocio que está legalmente reconocida por la jurisdicción del estado y se caracteriza por la definición legal de esa categoría en particular. Los ejemplos más comunes de estructuras comerciales incluyen empresa individual, sociedad de negocios, sociedad de responsabilidad limitada (srl) y corporación.

La elección de la estructura afecta significativamente la forma en que el propietario de un negocio opera su negocio, estos incluyen:

  • Monto pagado en impuestos
  • Exposición de responsabilidad personal
  • Cantidad de control que tiene el propietario de una empresa sobre su negocio
  • Financiación
  • Creciendo el negocio.

A continuación, discutiremos las variaciones de las estructuras comerciales y los puntos importantes que debe tener en cuenta al seleccionar la estructura comercial particular.

Empresa Individual

Una empresa individual es una empresa que no esta incorporado y pertenece a una sola persona. Los negocios de empresas individuales no necesitan estar registrados con el secretario de estado y comenzar en el momento en que el propietario de un negocio decide operar la empresa como un negocio con fines de lucro. El único propietario de la empresa es responsable de informar todas las ganancias en su declaración de impuestos individual. Esta estructura comercial se conoce como la “configuración predeterminada”, que requiere poca o ninguna documentación. Sin embargo, cuando las empresas son operadas por un único propietario, estas personas estarán expuestas a cualquier responsabilidad personal y por todas las deudas del negocio, que son unas desventajas principales que todos los dueños de negocios deben evitar.

Sociedad de Negocios

Una sociedad de negocios es una entidad propiedad de dos o más personas que comienza en el momento en que los socios deciden operar su negocio con fines de lucro. Normalmente, no se requiere documentación o muy poca documentación. Por defecto, en una sociedad general, todas las ganancias y deudas del negocio se comparten por igual entre los socios, a menos que los socios hayan creado un acuerdo de asociación que divide el control del negocio. Además, todas las ganancias comerciales pasan a las declaraciones de impuestos personales de los propietarios. Sin embargo, como se discutió anteriormente y como un empresa individual, cuando se opera una sociedad, no existe una separación legal entre la responsabilidad empresarial y personal, lo que puede conducir conflictos de asociación si no se establecen acuerdos o directrices. Además de la estructura general de la asociación, otros tipos de asociaciones comunes incluyen sociedad en comandita, sociedad de responsabilidad limitada (SRL) y sociedad limitada de responsabilidad limitada.

Actualmente, las estructuras comerciales, como las sociedades de responsabilidad limitada (SRL) y las Corporaciones S, se han vuelto cada vez más frecuentes entre los propietarios de pequeñas empresas en virtud de su protección de responsabilidad personal para sus propietarios y los impuestos de transferencia. Ambas SRLs  y Corporaciónes S se han convertido en la principal estructura de negocios para los propietarios de pequeñas empresas, y la selección entre ambas dependerá de la naturaleza del negocio y de cómo el propietario visualice el crecimiento potencial en el futuro.

Compañía de Responsabilidad Limitada

Una sociedad de responsabilidad limitada (SRL) es una forma híbrida de una sociedad y corporación. Las compañías de responsabilidad limitada se han convertido en la estructura empresarial más popular, ya que les ofrece a los propietarios de negocios lo mejor de sociedades y corporaciones. Una SRL proporciona a sus propietarios (también conocidos como miembros) protección contra la responsabilidad personal por las deudas de la empresa (siempre que no se pueda demostrar que el miembro actuó de manera ilegal, inmoral o irresponsable cuando opera la empresa) (discutido más adelante en un artículo posterior). Las SRLs son más económicas para registrarse con la Secretaría de Estado, requieren menos mantenimiento de registros y las responsabilidades del negocio se pueden dividir fácilmente entre los miembros. Además, formar una SRL le da a los propietarios los beneficios de ser gravados como unacorporación S para evitar el impuesto al trabajo por cuenta propia sobre el ingreso total de la SRL. Una desventaja de formar una SRL puede ser la dificultad de obtener capital o dinero de inversionistas.

Corporación

Una corporación es una forma de entidad legal separada con el propósito de realizar negocios que son propiedad de los accionistas. Al igual que un individuo, la corporación puede ser gravada y responsabilizada por sus acciones, lo que brinda a sus accionistas protección de responsabilidad personal. Por defecto, cuando se incorpora una corporación, se grava como una C-Corp, que significa que la corporación es gravado dos veces; primero, una vez que la empresa obtiene ganancias, y segundo, una vez que los accionistas reciben dividendos. Los C-Corps son esenciales para las startups que planean para ir público en el futuro o para las empresas que eventualmente recaudarán dinero de inversionistas externos. Se requiere que una corporación siga más formalidades que empresa individuales o sociedades. Entre los requisitos para formar una corporación se incluyen:

  • Presentación de artículos de incorporación
  • Creación de estatutos y resoluciones organizacionales que especifican las reglas de operación para el negocio
  • Nombramiento de una junta de directores y oficiales
  • Emisión de acciones certificadas a los accionistas
  • Nombramiento de un agente registrado para recibir documentos formales en nombre del negocio.

Por otro lado, una corporación puede optar por ser gravada como una S-Corp. Como una S-Corp, no existe una doble imposición, la empresa en sí misma no está sujeta a impuestos, pero los accionistas seran gravados siempre que se paguen a sí mismos un salario razonable. Los impuestos S-Corp están disponibles para las corporaciones que tienen menos de 100 accionistas, ninguno de los cuales puede ser otro negocio con fines de lucro o una persona sin una tarjeta verde que no cumple con los requisitos de residencia del IRS.

Conclusión

En general, es vital para los dueños de negocios considerar los costos del procedimiento de instalación, los trámites, las responsabilidades personales, el potencial y la facilidad para obtener capital y las ventajas impositivas, para elegir la estructura empresarial adecuada. Sin embargo, también es necesario consultar con un abogado experimentado que pueda guiarlo para iniciar un negocio en la dirección correcta al seleccionar una estructura comercial.